Arroz al Horno con Costilla

  • Arroz al Horno
    Tradicional

  • Arroz al Horno
    con Pollo

  • Arroz al Horno
    con Costilla

  • Arroz al Horno
    con Pasas

  • Arroz al Horno
    con Verduras


  • "Arroz al Horno con Costilla"

    Receta de Arroz al Horno con Costilla





    Aquí os traemos una de las mejores y más conocidas recetas para preparar arroz al horno. Es una receta sencilla, que requiere pocos ingredientes y que resulta una verdadera delicia de comer. Anímate a hacer este arroz al horno con costilla.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de arroz redondo
    - 800 ml de caldo de pollo
    - Un kilo de costillas de cerdo
    - Una cabeza de ajos
    - Un pimiento verde
    - Un pimiento rojo
    - 200 gramos de guisantes
    - 250 gramos de tomate triturado
    - 175 ml de vino blanco
    - Aceite de oliva virgen
    - Pimentón dulce
    - Azafrán
    - Dos hojas de laurel
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen


    Preparación:

    Sin duda esta es una de las mejores recetas que os podemos ofrecer en la web, por su sabor y porque se preparada sin demasiadas complicaciones. En poco tiempo tendrás listo un estupendo arroz al horno con costilla para 4 comensales, un plato muy completo que gusta a casi todos, así que es ideal para sorprender a tus comensales sin necesidad de invertir mucho tiempo cocinando. Aquí tienes la receta paso a paso para que te sea sencilla de preparar en casa aunque no tengas experiencia previa.

    Empezaremos la preparación de la receta preparando los ingredientes para después poder hacerla rápidamente. Vamos a lavar los pimientos y los vamos a cortar en trozos no muy grandes, tras quitarles las semillas y las venas blancas del interior. Los ajos los pelamos y cortamos en láminas pasa saltearlos después, aunque hay quien prefiere cortar la cabeza ajo y colocar las dos mitades a la hora de hornear el arroz. Las costillas las vamos a la lavar bajo el grifo y a cortarlas, si no las hemos comprado ya cortadas, y tras escurrirlas las salpimentamos bien. Y los guisantes los ponemos a escurrir, ya que vamos a usarlos enlatados.

    Cogemos una sartén o paellera de buen tamaño y echamos en ella un buen chorreón de aceite de oliva virgen, y vamos a sofreír en la misma los ajos, a fuego suave hasta que comiencen a dorarse por todos lados. En ese momento agregamos un par de hojas de laurel y las costillas salpimentadas, y a fuego medio vamos a freírlas por todos lados, hasta que tomen buen color y queden hechas, aunque teniendo que luego las vamos a hornear unos minutos, por lo que es mejor dejarlas doradas pero un poco jugosas, para que no queden demasiado secas al finalizar la preparación.

    Sacamos entonces las costillas y las reservamos para más adelante, retirando también las hojas de laurel. En esa misma paellera o sartén agregamos los pimientos, y los hacemos a fuego medio con un poco de sal por encima, sin dejar de remover. Una vez estén los pimientos blandos, agregamos el tomate triturado y cocinamos a fuego suave unos 10 minutos, para que se cocine bien y quede un buen refrito. Al acabar podemos pasarlo por la batidora, si queremos que quede todo bien pasado, pero esto ya es al gusto de cada uno. Al acabar vamos a precalentar el horno a 200ºC para que esté bien caliente cuando lo necesitemos.



    Agregamos entonces a la paellera las costillas que apartamos antes y agregamos el vino blanco, y aumentamos el fuego a nivel intenso durante unos minutos, para que el alcohol se evapore del todo, en ese momento bajamos el fuego a intensidad media. Agregamos el arroz a la sartén y rehogamos el mismo unos dos o tres minutos, para que tome los sabores, y después agregamos el caldo, que hemos calentado antes de echarlo, y mantenemos a fuego medio hasta que comience a hervir. Puedes usar caldo de pollo, de verduras o de cocido, el que prefieras. Añadimos un poco de pimentón dulce y azafrán, para dar color al plato.

    En ese momento y si el horno está ya a la temperatura deseada, metemos la paellera en el horno, o bien lo pasamos todo a una bandeja o fuente apta para horno, y dejaremos horneando a la misma temperatura unos 20 minutos aproximadamente. En ese tiempo el arroz irá absorbiendo el caldo y debe quedar bien tierno, aunque debemos comprobarlo antes de sacarlo del horno, y si necesita más caldo lo añadimos calentándolo un poco antes. Cuando falten unos minutos para que el arroz se cocine del todo, agregamos los guisantes escurridos y removemos bien para que se mezclen bien con todos los ingredientes. Una vez el arroz esté en su punto, dejamos unos minutos de reposo y después ya podemos servirlo y disfrutar de este estupendo plato.